sábado, 13 de noviembre de 2010

33. sorpresas y sustos

- Katy por favor vuelve, no me hagas esto, te necesito te necesitamos.


Mi mamá me hablaba suavemente tratando de esconder todo el sufrimiento, por fin me di cuenta de que no solo había herido a Jake, también a toda mi familia.

-Por favor Katy vamos a casa, duermes un poco, comes y te prometo que volvemos al hospital.

Mi mamá exploto en lagrimas, haciéndome sentir todavía más mal de lo que ya me sentía, ver su sufrimiento me hizo querer levantarme e irme a casa con ella, pero no podía, algo me ataba a estar ahí sentada, no quería que Jake despertara y yo no estuviera a su lado.

- Katy por favor me suplico nuevamente - llevas una semana así, si sigues aquí es posible que mueras.

Empecé a llorar suavemente.

- Lo siento Katy no creo que Jake despierte.

- No-no di-digas es-so - las lagrimas simplemente salieron sin dejarme controlar mi voz -Yo se que le va volver.

Mi mamá me abrazo tratando de calmarme.

- Katy te amo y no quiero que sufras más.

- y yo no me quiero verte sufrir, pero no me puedo ir.

Escindí mi cara entre mis rodillas no estaba dispuesta a seguir viendo a mi mamá de esa forma, ella era una de las pocas personas en las que confiaba plenamente. Mi mamá se quedo un rato esperando que cambiara de opinión, pero no lo hice así que se fue, como siempre me quede sumida en mis pensamientos, ese estado que hacía que me olvidara de todo, donde solo existíamos Jake y yo, era mi lugar especial, ese lugar donde ya nada importaba, ni nada malo pasaba.

Por lo menos una vez al día alguien venia a visitarme: Cindy, Neytan, una vez mi papá, pero siempre mi mamá, todos intentaban hacerme volver a casa y me recordaban y cuantos días habían pasado, ya que ellos eran consientes de que yo no llevaba la cuenta.

De pronto me empecé a sentir mareada, todo me daba vueltas, la vista se me nublo lentamente, dejándome ver solo pequeñas manchas que se fueron dispersando hasta dejarme ver solo una completa oscuridad.



Me levante bastante desorientada y me costo un rato darme cuenta de que estaba en mi cuarto, no sabia como ni quien me había traído allí, solo quería volver al hospital y saber como seguía Jake.


Me bañe y me vestí rápidamente baje las escaleras para irme al hospital, pero me pareció correcto primero saludar a mi familia y quitarles un peso de encima, esperaba encontrar a toda mi familia desayunando, pero no fue exactamente lo que encontré.


La madre de Jake lloraba desconsolada y mi mamá trataba de consolarla diciendo cosas como “todo va estar bien” “lo mejor es aceptar la cosas”.


- ¿Qué pasa? - pregunte preocupada por lo que me pudieran responder.


-No creo que sea el momento indicado para decirte, apenas te estas recuperando.


- ¿Decirme qué?, ¿Qué me están ocultando?- mi mamá me miro preocupa sin saber si decirme la verdad - Por favor - pedí.


- Katy, Jake no se va a recuperar, su estado era peor de lo que los médicos pensaban.


- ¿Era? ¡¿Qué paso con Jake, que me están ocultando? -grite histérica.


- Katy por favor cálmate - mi mamá seguía sin saber si decirme o no - Jake… esta muerto.


No lo podía creer el estaba vivo y yo lo sabia. Cuando llegara al hospital el estaría hay en su cama, el tenia que estar vivo.


- No es mentira - susurre.


- Corazón tienes que aceptarlo Jake ya no esta.


- Dime que me estas mintiendo por favor, Dime que todo solo fue una mala broma -suplique una y otra vez


- sabes que no bromearía con algo así.


A un que me negadaza a creerlo, pero la verdad estaba ante mí, si todo fuera mentira o una simple broma la mamá de Jake no estaría llorando.


Camine lentamente hasta el sofá tratando de asimilar las cosas antes de que fuera directo al piso.


Ya no sabía que sentir, no sabía a que pensar, sin Jake a mi lado ya no quería nada, mi vida ya no valía nada, ¿Cómo vivir sin él? ¿Cómo vivir sin la persona que le daba sentido y color a tu vida?


Me pare del sofá y me dirigí al cuarto, me asegure de no mostrar sentimiento alguno, no iba a permitir que mi mamá me viera llorando de nuevo, no esta vez, y más cuando sabía cuanto sufría por mi culpa.


Entre a mí cuarto, y cuando cerré la puerta a mis espaldas sentí que el mundo se me venía encima, por fin empecé aceptar las cosas, un dolor eterno me envolvió, mi cuerpo dejo de responder, caí sentada en el piso, empecé a llorar con todas mis fuerzas sin poderlo evitar, ya no podía hacer nada, ya todo estaba perdido, ya no tenía esperanza alguna a la que me pudiera aferrar con cuerpo y alma, Jake era mi vida y se había ido.


Llore todo lo que pude hasta darme cuenta que nunca desahogaría todo el dolor que sentía, era un dolor tan intenso y tan grande que prácticamente sentía como me mataba por dentro, y yo no me oponía ante este hecho.


No podía creer que el hecho de acabar con mi vida llegara a cruzar por mi mente, y cada vez que lo pesaba la idea se me hacía mas satisfactoria, pero en el fondo sabía que si lo hacía, no ganaría nada, solo apagar aquel dolor y herir a toda mi familia y amigos, Sabía que a Jake le gustaría que siguiera con mi vida, aunque me fuera imposible, pero ya que importaba si ya nada tenía sentido en ella.



De pronto me levante y me di cuenta de que todo era una simple pesadilla.

Me encontraba en una cama del hospital, al lado de Jake, el me miraba fijamente a los ojos transmitiéndome todo lo que sentía, pero en lo único en lo que yo pensaba era que el estaba vivo; me fue inevitable sonreír al pensarlo.

- ¿Por qué sonríes - me pregunto.

- Porque estas vivo.

- Pero por poco tu no- me dijo bastante enojado- ¿En qué rayos estabas pensando?

-yo solo pienso en ti - dije entupidamente.

Era obvio que mi respuesta no le agrado porque se dio la vuelta dándome la espalda.

- Por favor no me hagas esto - se dio la vuelta y me miro confundido - tu no sabes que es pensar que no voy a volver a escuchar tu voz o volver a verte sonreír.

- Claro que lo sé, era en lo único en lo que pude pensar en los tres últimos días que intentaban hacer reaccionar tu cuerpo.

Mire confundida a Jake y me dijo que los médicos todavía no se explicaban el por que yo seguía viva y también me dijo que le habían contado sobre todo el tiempo que estuve a su lado; a pesar de todo lo que me dijo me quedo claro que nadie le había explicado que había después de que cayo inconsciente en el parque, y me gusto que así lo fueran hecho porque no quería que se enterara todavía.

A los tres días de despertar nos dieron de alta a Jake y a mí, claro que a mí me dejaron salir con el compromiso de que iría una vez por semana para ver como seguía.

No pude evitar sentirme extremadamente feliz cuando llegue a mi casa, abrace a mis hermanos y con cada uno me tome todo el tiempo necesario, mi papá me mostró una gran sonrisa de su parte y me abrazo muy fuerte, y mi mamá no pudo evitar derramar algunas lagrimas; luego todos no sentamos a comer, cosa que disfrute demasiado.

- ¿Como puedes comer tanto? - me pregunto Neytan burlonamente.

-Intenta pasar dos semanas sin comer nada y luego te respondo.

- ¿no me explico todavía como es que estas viva Katy? - pregunto Cindy.

- Ni yo

- Eso es fácil, Katy tampoco es humana ninguno de nosotros lo es, por lo tanto nuestras defensas son superiores a las de una persona normal.

Todos terminamos de comer y fuimos a hablar a la sala, al rato sonó el timbre de la casa y fui abrir, no podía creer que realmente ella estuviera en la puerta de mi casa después de todo lo que había pasado.

- Hola Katy - me dijo tímidamente.

- Hola Vanesa

- Podríamos hablar un segundo - me pidió.

Aun asombrada acepte y salí para hablar con ella en privado; caminamos un rato por el parque sin cruzar palabra alguna.

- Siento lo que hizo mi hermano y quiero que quede claro que no soy como él.

Vanesa parecía sincera y avergonzada al mismo tiempo.

- No tranquila todo esta bien, ya no importa.

- Como es obvio al igual que mi hermano yo también tengo poderes y pues…-Vane se veía bastante incomoda, sin saber como empezar.

- Dime no hay problema, como dicen empieza con el inicio.

- Esta bien, Mira yo no tengo poderes cualquiera al igual que tú, por decirlo así somos especiales, somos capaces de absorber parte de los poderes de los demás y con solo una mirada podemos saber si tienen o no tienen poderes o si descienden de familias con poderes; odio llamarme así a mi misma pero se podría decir que soy la persona más poderosa del mundo en el sentido literal de la palabra.

- y en todo esto ¿a qué vengo yo?

- pues si me lo permites me gustaría enseñarte a manejar tus poderes ¿aceptas?

-…

************************************************************
Hay esta el otro cap. es un poco corto pero bueno, prometo escribir más ahorita que salga a vacaciones.
Espero que les halla gustado y por fa comenten si realmente les gusta mi blog.
Le quiero dar muchas pero muchas gracias a Dani que me dio animos para seguir escribiendo :)

PD: Respondan la encuesta o no podre escribir el otro capi.
¿Les gustaria q Jake tenga poderes?

GRACIAS POR LEER MI BLOG LOS QUIERO ♥♥
PEACE & LOVE

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ahhhhhh porfin publicaste grax, menos mal q jake esta vivo, me alegro muchisimo, me gusto el cap, odio al hermano de vanessa y q paso con summer??

M@r!el dijo...

Holaaa!!!
Por fin has vuelto a escribir!!

Espere muchisimo este cap y devo confesar que me has dejado con la intriga todo este tiempo... queria saber que pasaba!!

Bueno yo tambien estoy de vacaciones, pero cerrare mi blog :/

Bueno besotes y sigue escribiendo que eres genial

M@r!el

Me encanta este blog =)

Image and video hosting by TinyPic